Técnicas Scouts: nudos entre cuerdas (I)


¿Eres el cabuyero de tu patrulla y no sabes hacer nudos? ¿El nudo para atarse los cordones se te queda demasiado fácil? ¿Te vas de campamento de verano y no sabes si tus construcciones se van a tener en pie? Éste es tu post joven scout. Entra y descubre el mundo de la cabuyería…

Un día estás en tu casa aburrido y te pones a pensar en el escultismo: de dónde venimos, a dónde vamos, quién era realmente Baden Powell, por qué la flor de lis… O bueno, quizá no estás tan aburrido ni en tu casa, sino que estás en tu reunión semanal y tus scouters te empiezan a preguntar esas cosas diciendo que deberías sabértelas (y tienen razón, deberías 😊).

Como bien sabes, los scouts utilizan a menudo lo que se conoce como técnicas scouts, es decir, formas de hacer ciertas cosas (comunicarse con otras personas, hacer construcciones, orientarse, primeros auxilios…). En estas entradas vamos a hablar de todo eso y más, para que cuando llegue el campamento de verano seas capaz de hacer que tu patrulla sea la mejor del campamento.

Hoy vamos a empezar a hablar de nudos, esas cosas raras que se hacen con una cuerda y que sirven para sujetar cosas. Tenemos muchos tipos de nudos según lo que queramos conseguir: nudos de tope, nudos entre cuerdas, nudos para escalar… De momento vamos a empezar con algo sencillo y que todo patrullero debería de saber, los nudos de empalme.

¿Qué son los nudos de empalme? -te preguntarás.

Como su nombre indica, joven scout, son nudos para empalmar cuerdas; es decir, para «unir» cuerdas y hacerlas más largas, aunque en ocasiones se utilizan para la sujeción de objetos. Destacamos tres:

Nudo rizo

Conocido desde la Edad de Piedra, pasando por griegos y romanos y conocido históricamente como nudo de Hércules. Forma parte del emblema scout mundial y es un nudo que se utiliza para atar dos cabos (extremos de la cuerda)  del mismo grosor y material. Veamos cómo realizar este nudo paso a paso: 

      • Hacemos un nudo simple entre los dos cabos pasando el cabo izquierdo por arriba (y dejando el derecho por debajo).
      • Repetimos otro nudo simple pero esta vez pasando el cabo derecho por arriba (y dejando el izquierdo por debajo).
      • Si hemos realizado bien el nudo, los dos extremos cortos deben quedar en el mismo lado; si por el contrario quedan en lados opuestos el nudo que nos ha salido se llama «nudo del ladrón» o «nudo de cabo de vela».

Método para hacer el nudo rizo

Nudo vuelta de escota

Un nudo de tradición marinera y utilizado para asegurar los cabos (conocidos por los marines como escotas) a las velas. Frecuentemente se utiliza también para unir las esquinas de las banderas a las cuerdas para izarlas o arriarlas. A diferencia del nudo rizo sirve para atar cuerdas de distinto grosor y también es sencillo de hacer:

      • Con uno de los extremos de la cuerda formamos un lazo (una «oreja de conejo» como cuando nos atamos los zapatos).
      • Pasamos el extremo de otra cuerda por dentro del lazo (en dirección opuesta a la oreja de conejo) y la rodeamos por fuera. 
      • Finalmente pasamos el cabo por debajo de sí mismo (sin entrar de nuevo en la oreja de conejo) y tiramos de él «mordiéndolo».
      • Después de pasar por debajo de sí mismo y antes de morderlo, podemos darle una segunda vuelta (repitiendo los pasos que hemos hecho con este cabo) formando el nudo «doble vuelta de escota».

Nudo pescador

Usado frecuentemente por pescadores para unir o alargar los sedales, y por todo adolescente que en su vida ha hecho pulseras de cordino. Se utiliza para unir dos cuerdas de igual grosor y no es aconsejable para cuerdas muy gruesas ya que no es demasiado resistente. Su elaboración se resume en hacer dos nudos simples:

      • Se colocan las dos cuerdas pegadas y con el cabo de una de ellas (por ejemplo el derecho) hacemos un nudo simple alrededor de la otra.
      • Realizamos lo mismo con el cabo contrario de la otra cuerda (por ejemplo el izquierdo).
      • Se aprietan los nudos firmemente y se tira de los cabos que no están atados, haciendo que los nudos deslicen y se junten.


Hasta aquí nuestra primera lección sobre nudos que todo scout debe saber. Cualquier duda que tengáis os animamos a ponerla en los comentarios. Esperamos que os haya sido entretenido e instructivo y nos vemos la semana que viene con más nudos 💪.

Buena caza y largas lunas 🌕!!

Si no te aguantas las ganas de saber de qué nudos hablaremos la semana que viene, acércate a tu scouter de confianza y hazle estos tres nudos. Seguro que si le dejas boquiabierto no se aguanta las ganas de hacerte spoiler (lo mismo hasta te anotas algún punto en el patrullómetro).

1 comentario en “Técnicas Scouts: nudos entre cuerdas (I)”

Deja un comentario